Pequeños jardines con muchas posibilidades

Por : Seal Maquinaria
Apr 03, 2018
Categoría de blog
Pequeños jardines con muchas posibilidades

¿A quién no le gustaría dar un mordisco a un cebollino cultivado en su propio huerto? ¿O servirse en el plato un poco de lechuga fresca con cebolleta y unas hojas de perejil? Todos estos pequeños placeres son posibles aunque tengas un huerto pequeño, incluso en un balcón.

 ¿A quién no le gustaría dar un mordisco a un cebollino cultivado en su propio huerto? ¿O servirse en el plato un poco de lechuga fresca con cebolleta y unas hojas de perejil? Todos estos pequeños placeres son posibles aunque tengas un huerto pequeño, incluso en un balcón.

La solución, si no podemos plantar en tierra, es construir o encontrar una jardinera con unas dimensiones aproximadas de un 1,20 m de longitud y unos 40 centímetros de altura, que cubriremos con plástico para que mantenga la humedad y llenaremos de tierra. Cuando coloquemos la jardinera, cuidaremos que esté a la sombra el menor tiempo posible y si además dispone de algún punto como fuente de agua, nos ahorrará tener que regarlo.

                                                

                                            La hierba puede convivir a la perfección con los narcisos, en un pequeño jardín vegetal.

Un jardín de terraza o en maceta, tiene muchas ventajas y particularidades que nada tienen que envidiar al huerto clásico. La primera ventaja es no tener que cavar ni preparar el suelo, nuestro espacio cultivable se consigue rápidamente y de forma muy sencilla. La jardinera se puede dividir en pequeñas secciones (3 o 4 por cada lado) para plantar distintos tipos de cultivo. Si elegimos esta opción, para no asfixiar a las plantaciones más pequeñas (rábanos, por ejemplo), se plantan los cultivos de mayor tamaño (tomates, hinojos…) en el medio. O al contrario, coloque los grandes hacia fuera si la jardinera está colgada en la pared.

                                                

                                                             Fresas, lechugas y mucho más en una mini jardinera.

Las combinaciones son infinitas, pueden mezclarse verduras (rábanos, lechuga, tomates) con hierbas aromáticas (perejil, perifollo, acedera, etc.) y frutos pequeños (diferentes tipos de fresas, por ejemplo).

                                                

                                                     También durante el cambio de estación hay flores en las mini jardineras.

Tampoco hay que renunciar a las flores. Podemos añadir algunas, caléndulas por ejemplo, que mantienen a los parásitos alejados del cultivo y dan a nuestro pequeño huerto un toque de color.

A la hora de planificar nuestro pequeño huerto, es importante seguir las instrucciones del semillero para elegir un cultivo adecuado dependiendo del calendario y compatible también con nuestros tiempos de ausencia. A menos que el vecino esté dispuesto a regar cuando estemos de vacaciones.

Artículo de Caroline Géneau 

Etiquetas:

Comentario

toda la razón

estoy totalmente de acuerdo

Pedro
May 09, 2018

Deja tu comentario

  • toda la razón
    estoy totalmente de acuerdo
    May 09, 2018
    Pedro
  • Title content
    Nunc consequat auctor neque, ut laoreet augue rhoncus viverra. Maecenas...
    Apr 03, 2018
    UserDemo
  • Title content
    Nunc consequat auctor neque, ut laoreet augue rhoncus viverra. Maecenas...
    Apr 03, 2018
    UserDemo

Etiquetas blog